El CBA inaugura la exposición ‘Viaje de invierno’ de Carlos García-Alix

Viaje de invierno
Viaje de invierno

Carlos García-Alix presenta la exposición Viaje de invierno, una libre y muy personal interpretación pictórica del Winterreise de Schubert. Se trata de una tentativa por relacionar –enfrentar- algunas de las claves simbólicas de la obra: el invierno, el viaje, la soledad, la oscuridad, el amor imposible, la muerte… con nuestro presente, con nuestro mundo de las primeras décadas del siglo XXI.  Un mundo donde la antinomia entre razón y sentimiento sigue siendo una fuente de inspiración y creación para diferentes artistas de diferentes disciplinas.

El acercamiento a este universo parte de una doble experiencia: la relación de Carlos García-Alix con un conjunto de obras literarias, musicales y pictóricas del pasado romántico, y su propia experiencia viajera en estos últimos años a través del invierno en Alemania, Chequia y Dinamarca.

La muestra permanecerá en la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes hasta el próximo 4 de septiembre.

«Esta excelente muestra sugiere un complejo tránsito por la Historia del arte a través de un diálogo con Schubert, centrado en una soledad que se vuelve extremadamente actual vista desde este panorama post-pandémico», ha expresado Valerio Rocco, director del Círculo de Bellas Artes, durante la rueda de prensa.

Por su parte, el pintor Carlos García-Alix ha explicado que “el origen del proyecto surge de un viaje a América, donde el tren se detuvo a mitad de camino por la nieve. La gente estaba horrorizada, pero también fascinada por el paisaje. Esa dualidad me hizo pensar en la composición de Schubert y poner en marcha el trabajo de estas pinturas».

El acercamiento a este universo parte de una doble experiencia: la relación de Carlos García-Alix con un conjunto de obras literarias, musicales y pictóricas del pasado romántico, y su propia experiencia viajera en estos últimos años a través del invierno en Alemania, Chequia y Dinamarca. De estas lecturas y de estos viajes, junto con la experiencia directa de la naturaleza, nacen muchas de la pinturas y dibujos que se exponen. García-Alix “cree en la realidad, aunque no siempre esté de acuerdo con ella” – apunta Carlos Bloch en el catálogo – “pero no olvida que somos seres sociales ni que sentimos y pensamos dentro de ella. Sabe que puede abrirnos las puertas de lo que
parece que no se percibe, a lo humano que se esconde. Carlos es tan humano como su amor por la pintura, que es grande y cuyo conocimiento, el que nos da la pintura, quiere compartir. Quiere ser perceptible y también legible”.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo en el que además de Carlos Bloch, con el texto titulado ¿C.G-A?, y Patxi Lanceros junto con Juan Barja (El extraño), participan Sergio Campos (Ústí nad Labem) y José Luis Gallero (00:00).

Artista total

Nacido en León y afincado en Madrid desde finales de los años sesenta, Carlos García-Alix es un artista total. Pintor, escritor y cineasta, desde 1982 ha realizado numerosas exposiciones de pintura individuales y colectivas en diferentes galerías e instituciones culturales.

Su obra se encuentra en colecciones públicas y privadas como el Museo Patio Herreriano de Valladolid, la Colección Testimonio de La Caixa, el Museo Municipal de Arte Contemporáneo de Madrid, la Colección Laboratorios Salvat de Barcelona, el Museo Centro de Arte Faro de Cabo Mayor de Santander o la colección Taric.

En paralelo a la pintura ha desarrollado proyectos editoriales centrados en la gráfica contemporánea como Las ediciones del Comité Peninsular, Larga Marcha Arte y Ediciones (que funda en 2011) y Cristal del tiempo. García-Alix es autor de los libros Madrid-Moscú (que obtuvo el segundo premio al Libro de Arte Mejor Editado del Ministerio de Cultura en 2003) y El honor de las Injurias, ambos publicados por T Ediciones. Este último, junto a un documental homónimo realizado en 2007, está dedicado al llamado “Doctor Muñiz”, pistolero de CNT durante la guerra civil española. El largometraje fue premiado en la Semana Internacional de Cine de Valladolid en 2007.

En 2004 creó junto a su hermano Alberto García-Alix y el también fotógrafo Nicolás Combarro la productora “No hay penas”. En paralelo, ha desarrollado una tarea de recopilación documental centrándose en la década de 1930 en España, que se refleja tanto en su pintura y obra gráfica como en la literaria y cinematográfica, y que ha denominado “novela pintada”, un proyecto que ha cristalizado en obras como el libro Madrid-Moscú o el lienzo Regreso a casa (1999).

Más información en el Círculo de Bellas Artes

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: