Las ventajas de aprender inglés desde la infancia

Aprender inglés
Aprender inglés

Aprender cualquier idioma durante la infancia es siempre una ventaja. Los padres tienen que saber que si sus hijos aprenden inglés antes de comenzar el colegio, siempre aprenderán el idioma de una forma más rápida. Hay que tener en cuenta que aprender inglés abre las puertas a una enseñanza bilingüe y a muchas ofertas de trabajo en el futuro.

¿Por qué se aprende cualquier idioma más rápido cuando somos niños? La razón es que los niños aprenden el inglés como un juego y no como una obligación. Tener la posibilidad de aprender una segunda lengua además de la materna suele ser una gran ventaja para cualquier niño y no supone ninguna dificultad para el aprendizaje de la materna.

Los expertos recomiendan que se estos niños aprendan los mismo conceptos en otro idioma que ya conocen en su lengua materna. Las ventajas de aprender inglés en edades tempranas son infinitas y no hay ninguna duda de que beneficia a los más pequeños. Nunca os equivocaréis si apostáis porque vuestros hijos aprendan inglés.

El problema es que muchos padres se hacen la pregunta clave: ¿necesitas el inglés? Todos necesitamos el inglés en un momento u otro de nuestras vidas ya que se pide en el trabajo,  en el colegio e incluso en la vida diaria. Aprender inglés no solo es necesario sino imprescindible.

Os vamos a explicar cuatro ventajas que tiene para los niños aprender idiomas cuando son pequeños y todavía no hay comenzado la etapa escolar.

1. El aprendizaje es más rápido

El cerebro de los niños es como una esponja hasta los cuatro años y suelen absorber sin esfuerzo una gran de información y datos. Además para los niños aprender es un juego y un proceso natural que no les supone ningún esfuerzo. Solo aprendiendo desde pequeño otro idioma, el niño puede aspirar a ser bilingüe en el futuro.

2. Desarrollarán su inteligencia

Los niños que aprenden otro idioma mejoran su desarrollo intelectual y tienen una mayor capacidad para relacionarse con otros niños que hablen el idioma e incluso adultos. Los niños que hablan inglés se pueden relacionar con otros en una playa, en un hotel o en un viaje.

3. Tendrán mejor pronunciación

A los adultos les cuesta mucho aprender idioma y, además, muchas veces la vergüenza les impide hablar el idioma. Tener una buena pronunciación de otro idioma da seguridad a la hora de hablar. Los niños, sin embargo, no tienen ninguna problema para hablar y practicar un idioma No les importa que les corrijan ni las opiniones de otros niños o adultos cuando les oyen hablar.

4. Les resulta menos complicado

Los niños que comienzan la etapa de primaria con conocimientos de inglés aprenden el idioma de forma más fácil. Por eso hay que fomentar el aprendizaje de otro idioma en las primeras etapas de la educación. Esto les pone en la casilla de salida para lograr dominar la pronunciación, la sintaxis, la gramática o simplemente el vocabulario. Los padres que apuestan por que su hijo aprenda inglés cuando es pequeño le están dando una oportunidad de oro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: