‘Sito Kesito y su robot gigantesco contra los pendencieros pingüinoides de Plutón’ de Dav Pilkey

Sito Kesito y su robot gigantesco contra los pendencieros pingüinoides de Plutón
Sito Kesito y su robot gigantesco contra los pendencieros pingüinoides de Plutón

Sito Kesito y su robot gigantesco contra los pendencieros pingüinoides de Plutón de Dav Pilkey. Ilustraciones de Dan Santat. Editorial SM, 2021. Cartoné, 120 pp., 12,50 €, (+ 7 años)

Por José R. Cortés Criado.

“Es fácil DECIR que lo sientes. Pero si lo sientes de verdad tienes que HACER algo para demostrarlo.”

Sito Kesito es un ratón muy despierto que vive feliz y contento con su gigantesco robot. Con el que pasa muy buenos momentos, como cierto día que estaban los dos en la piscina familiar, pero a apareció su prima Lucy en compañía de sus mascotas: Pastelete, Tartaleta y Barquillitos y les chafó el plan.

Que si ruidos, que si chapoteos que si espuma rosa en el agua…, hasta que Sito explotó y le dijo a su prima cosas de las que se arrepintió después, aunque el mal estaba hecho y los papás de Lucy decidieron volver a casa.

Para solucionar el problema Sito y su robot decidieron plantar flores multicolores en la ladera frente de la casa de Lucy para arreglar las relaciones y todo iba bien hasta que el presídete de Plutón, Pingüinez decidió invadir la tierra, desplazándose con su nave espacial hasta Rabilondo de Bigotillo, donde viven nuestros amigos.

Su invasión se debe a que unos científicos de dicho pueblo habrían afirmado que Plutón no es un planeta, sino un cuerpo Ena o de gas congelado y este fue el detonante para invadir la Fierra y corregir esa información. Lo que no esperaba Pingüinez es la reacción de Lucy, de Sito, de robot gigante y…. Tras cruenta batalla con desigual fortuna para los contrincantes, las cosas volvieron a la normalidad y los Primos hicieron las paces.

Los dibujos son muy llamativos, se intercalan con los textos y hay paginas que la historia deja de ser narrada con ilustraciones para convertirse en un cómic. También se muestran unas páginas que sirve para un fliporama, para lo cual hay que agitarlas con rapidez para que parezcan que tiene movimiento; así se visualizan algunas escenas de batallas entre terrestres y plutónicos.

Los amantes del cómic disfrutarán con estas aventuras, los que aman los dibujos animados, también; y los lectores ávidos de luchas interestelares no quedarán defraudados.

Entretenida historia, algo disparatada, que se lee rápidamente mientras disfrutas de unas ilustraciones muy llamativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: