‘Muñecas de piel’ retrata la explotación sexual de menores en Uruguay

Muñecas de piel
Una escena de Muñecas de piel. ©Lu Silva Musso

El 20 de marzo de 2020 hallaron muerta a una joven de 17 años en un arroyo de una región del sur de Uruguay. Al encontrarse su móvil, se descubrieron chats eróticos de adultos con ella y otras adolescentes. A raíz de las investigaciones policiales, 32 personas fueron imputadas: un exjuez de menores, abogados, arquitectos, docentes, empresarios, concejales, relaciones públicas… Se les acusaba de explotar sexualmente a adolescentes menores de edad. El caso, de un gran impacto mediático en Uruguay, donde se le conoció como Operación Océano, lo ha convertido la dramaturga y directora uruguaya Marianella Morena en la obra teatral Muñecas de piel, que Colectivo La Morena presenta en la Sala Verde de Teatros del Canal los días 8 y 9 de octubre.

Todo lo que se cuenta en la obra está basado en hechos reales, aunque su tratamiento se ha ficcionado. Marianella Morena, una de las autoras más relevantes del teatro uruguayo actual, tuvo conocimiento del asunto al leerlo en la prensa. “No podía alejarlo de mi pensamiento”, afirma. Se puso a investigar y empezó a escribir: primero un texto poético, sin conocimiento previo de la joven ni de sus circunstancias. Cuando leyó el diario íntimo de la fallecida, el impacto fue enorme: “la similitud en contenido y estilo” de lo que Morena había escrito con la de aquel texto la “dejaron sin aliento”.

Pero el montaje teatral iba a encontrar obstáculos hasta que se estrenó. Primero, la familia recurrió a los tribunales porque no quería que el nombre de su hija apareciera en la obra, tal y como había decidido su autora.

“Tanto para mí, como para el elenco, sentimos que moría otra vez. Mientras estuvo con nosotros estaba viva, porque la escena logra eso: los personajes sobreviven a las personas, al tiempo histórico, y en cada intérprete reviven”, comenta Morena.

A partir de ese episodio, reformularon parte de la obra, donde el personaje reclama el derecho a su identidad argumentando que, aunque las personas mueren, los personajes sobreviven.

Poco después, días antes del estreno, la familia intentó pararlo en los tribunales; pero el juez falló a favor de la obra en medio de una gran dimensión mediática y Muñecas de piel pudo representarse en julio del pasado año.

En escena, tres personajes resumen a aquellos que se vieron implicados en el caso: un hombre (el abusador), una mujer (la víctima) y otra mujer (la fiscal). La obra se desarrolla en apenas una hora en un escenario en el que sobresalen dos tanques de agua (elemento en el que se encontró a la joven adolescente) que suministran el líquido a una bañera, donde literalmente se sumergen los personajes.

Muñecas de piel
La actriz Cecilia Moreira en un momento del montaje. ©Lu Silva Musso

“La ficción -reflexiona la autora de Muñecas de piel– siempre va un paso más allá y dialoga con lo real, para luego no saber quién está de qué lado. No escribimos la Historia, esa con H mayúscula que necesita confesarnos la autenticidad de los hechos, que también son editados / recortados / elegidos / seleccionados / con la autoría de quien hace la tarea para la posteridad”.

Muñecas de piel es el título más resonante de Colectivo La Morena, fundado en 2009 con el estreno de Las Julietas, un espectáculo que recorrió América del Sur y España. El compromiso de género le ha llevado a trabajar sobre biografías de mujeres: Elena Quinteros (maestra uruguaya desaparecida), Trinidad Guevara (actriz rioplatense del siglo XIX) Delmira Agustini (poeta rupturista asesinada en 1914 por su ex marido) y Carlota Ferreira (ex prostituta, transgresora erótica).

El colectivo ha concretado montajes teatrales de diferentes formatos, que van desde monólogos de cámara hasta un espectáculo con 120 artistas en escena. En los últimos años se ha convertido en el representante uruguayo con mayor participación internacional con obras como No daré hijos, daré versos, abriendo temporada internacional en las Naves del Teatro Español de Madrid, Ella sobre Ella o Fuenteovejuna. Historia del maltrato, todas de Marianella Morena.

Colectivo La Morena define su trabajo “como un diálogo con lo real, y la ficción, como la mirada de uno sobre esa realidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: