Olivier Dubois exalta la libertad de los cuerpos en su revisión de ‘Tragédie’ en Teatros del Canal

Tragédie, Teatros Canal
Fotografía de escena de Tragédie, new edit ©François Stemmer

Cuando se cumplen diez años del estreno de Tragédie en el Festival de Aviñón, un hito en la danza contemporánea, el coreógrafo francés Olivier Dubois reescribe su propia pieza en Tragédie, new edit, ampliada ahora para 18 intérpretes, que se representa en Teatros del Canal del 16 al 18 de diciembre. Con la desnudez como único vestuario, valga en sí misma la contradicción, y arropados por la música techno y rock de François Caffene, los bailarines de esta obra, nueve hombres y nueve mujeres, se liberan en escena de los roles de género y sus cuerpos se desexualizan.

Tragédie, new edit, estreno en España, empuja al espectador hacia el “sentimiento del mundo” con la misma fuerza. El montaje original de Dubois fue una revolución coreográfica, una pieza de manifiesto de la danza contemporánea cuando el coreógrafo impactó con ella en Aviñón en 2012.

Fue su gran salto a la vanguardia de la danza, la confirmación de quien había sido elegido en 2011 por la revista Dance Europe uno de los veinticinco mejores bailarines del mundo. Lo confirmó dos años después, cuando asumió la dirección del Ballet du Nord hasta 2017. Con él estrenó la trilogía Critical Study for a Trompe L’Oeil, concluida en 2016 con Auguri, una pieza para 22 bailarines.

En febrero de 2017 produjo De l’origine para el Royal Swedish Ballet y 7 x Rien, su primera pieza para el público joven. En 2019 creó Tropismes, y en 2021 Itmahrag y Pour sortie au jour, un solo que recorre su carrera, marcada por sus colaboraciones con Angelin Preljocaj o Jan Fabre, y por unos sesenta espectáculos.

Tragédie Teatros Canal
Fotografía de escena de Tragédie, new edit ©François Stemmer

Visión del futuro

En palabras de Olivier Dubois, “si Tragédie habla de la Humanidad, debe cuestionar el hoy y hablar del mañana, del ser en el mundo, revelando el todos del que está hecho, la historia que llevamos y nuestra visión del futuro. Hay que crear un gran conjunto libre ,de diferencias para abarcar más ampliamente al espectador de hoy. ¡De binario a multinario!”. En escena, los 18 personajes de Tragédie, new edit, “son seres humanos que bailan y como tales se convierten en cuerpos-poéticos, cuerpos-políticos y cuerpos-obras, seguramente la mejor manera de abordar el futuro de una Humanidad”. De esta manera el coreógrafo los despoja de problemas históricos, sociológicos, psicológicos… Y lo hace creando un espectáculo obsesivo, hipnótico, donde mujeres y hombres reproducen el ciclo de la vida, se fusionan, desaparecen y vuelven a aparecer.

En una de las reseñas recogidas en la publicación online francesa Tout le culture, tras el estreno en el Festival de Marsella de esta revisión de Tragédie, new edit, se señala que “lo que fue una revolución aparece, diez años después, en una década que ha conocido Mee too, que ha desmantelado el patriarcado, que ha redefinido el género, como una pieza acorde con los tiempos, pero más vanguardista. No ha cambiado y sigue siendo un monumento de escritura coreográfica”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: