‘El primer día de cole’ de Serge Bloch

El primer día de cole
El primer día de cole

El primer día de cole de Serge Bloch (Texto e ilustraciones). Editorial Bruño, 2020. 250 x 250 mm., 48 pp., 15 €, (+ 3 años),

Por José R. Cortés Criado.

“En mi cole tengo muchos amigos. A veces lloro, a veces río. ¡En mi cole crezco y me hago mucho más mayor!” Serge Bloch: El primer día de cole.

El primer día de cole es especial para todos. Muchos guardarán recuerdos de ese día, otros lo habrán olvidado con el tiempo, por eso Serge Bloch nos trae esta historia, por si se nos había olvidado la excitación de ir a la escuela por primera vez.

Nuestro protagonista, León, está ilusionado porque ya no irá al cole de los bebés, aunque cuando ha de levantarse temprano no está tan contento, pero su madre los despierta y salen los papás, su hermano y él muy contentos hacia el colegio.

Cuando llegó a su destino, de las manos de sus padres y le colocaron una pegatina en el pecho empezó todo. Lo primero que pensó es que iban a venderlo, menos mal que le aclararon que era su nombre y el de su profesora.

Después todo fue horrible. En la clase había muchos niños que no paraban de llorar, su mamá echó una lagrimita cuando dejó a su hijo allí. León no entendía lo que pasaba, algunos seguían llorando, cantaron canciones, pegaron pegatinas, comieron… hasta que su mamá fue a recogerlo.

Creyó que la experiencia ya había finalizado y que ya no tendría que volver más, cuando su madre le dijo que debía ir todos los días se apesadumbró. Menos mal que después le gustó el cole y está muy contento de ir diariamente.

Esta simpática historia nos muestra los sucesos cotidianos en un colegio, nos presenta a todo el personal que se ocupa de los alumnos, las actividades que realizan, los pequeños problemas que surgen cuando dos quieren el mismo juguete o cuando han de calzarse y no saben qué zapato corresponde a cada pie. Además nos muestran las canciones favoritas de León, además de las que les canta su maestra Karina…

Las ilustraciones son muy simpáticas, están realizadas con unos trazos que se asemejan a las líneas imprecisas e inseguras de los niños, que siluetean a los personajes, marcando sus características físicas y sus expresiones. Son llamativos los primeros planos de León, la presencia de todo el personal del colegio o el corro cuando cantan canciones.

Simpático álbum ilustrado que saca más de una sonrisa al lector por las deducciones lógicas de su protagonista y la originalidad de sus dibujos. Seguro que gusta a todo aquel que hojee sus páginas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: