¿Has visto ya ‘Los irregulares’, la serie de Netflix?

Los irregulares
Los irregulares

Por Elena Fernández Rodríguez.

El viernes 26 de marzo Netflix estrenaba una de las series más esperadas de los últimos meses: Los irregulares. El mito de Sherlock Holmes, uno de los detectives privados más conocidos del mundo literario, ha sido recreado en infinidad de ocasiones y de todas las maneras posibles. Sin embargo, la creación de Tom Bidwell lo hace desde una forma completamente distinta a todo lo que se ha hecho hasta ahora y ha conseguido poner patas arriba a los admiradores del famoso personaje de Sir Arthur Conan Doyle. Independientemente de la opinión de los espectadores, la primera temporada ha tenido tanto éxito que la plataforma de streaming ya está trabajando en la siguiente.

Por primera vez la trama de la serie no se centra en contar los casos de Holmes y el doctor John Watson desde su propia perspectiva, sino que en Los Irregulares los protagonistas son un grupo de adolescentes que viven en las calles de Londres. En otras producciones basadas en las aventuras del detective, siempre se contaba la historia desde el mismo punto de vista independientemente de la época en la que se ambientase. En este caso la situación es distinta porque Holmes y su ayudante se quedan en un segundo plano y los protagonistas son un grupo muy heterogéneo de jóvenes inadaptados que, contratados por el ayudante del detective, deben investigar y resolver una serie de casos de carácter sobrenatural. De hecho, así surge la otra gran diferencia con respecto a otras creaciones relacionadas con la obra de Conan Doyle, pues si en algo se distingue Sherlock Holmes es por ser un gran escéptico en cuanto a los fenómenos paranormales se refiere y, sin embargo, en esta producción la acción gira en torno a ellos.

Si bien intentan integrar elementos paranormales escalofriantes y terroríficos con el misterio y el suspense propios de los casos del detective inglés, lo cierto es que la mezcla resultante queda cuanto menos extraña. Si bien se puede entrever el esfuerzo de los guionistas por mostrarnos personajes redondos con buenos trasfondos y giros argumentales y se agradece el intento de introducir novedades en cuanto a la forma de narrar la trama, lo cierto es que el resultado final no va a ser santo de devoción de todos los admiradores de Sherlock Holmes. Por si fuera poco, el ritmo de algunos capítulos es demasiado lento y puede provocar que algunos espectadores se aburran, sobre todo los que no estén muy convencidos de este formato. Sin embargo, todos aquellos que se enganchen no serán capaces de dejar de verla hasta el final.

¿Has visto ya Los Irregulares? Si no es así, ¡corre a verla a Netflix!


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: