‘Clara y las sombras’ de Andrea Fontana

Clara y las sombras
Clara y las sombras

Clara y las sombras de Andrea Fontana. Ilustraciones de Claudia Petrazzi. Editorial Edebé, 2020. 140 x 205 mm., 192 pp., 14,95 €, (+ 10 años).

Por José R. Cortés Criado.

 “Hay que ser valiente… para afrontar las propias sombras, hacerlas tuyas y saber convivir.” Andrea Fontana: Clara y las sombras.

Los lectores se enfrentan en este cómic a una historia de coraje y valentía. Los autores nos hacen ver que todos tenemos problemas y miedos que superar, no somos tan raros como sospechamos y podemos hallar una solución si nos lo proponemos.

Clara es una chica normal y corriente que no sabe cómo llevar sus problemas. Se cree única y busca a quien culpar por sus miedos. Que si a la separación de sus padres, a su epilepsia, al cambio de domicilio, a su nuevo instituto…

Esta adolescente se ve obligada a abandonar Nueva York, porque su padre quiere poner tierra por medio, tras el abandono del hogar por parte de la madre, y así llegan a un pueblo que hasta se queda incomunicado cuando llegan los fríos.

La localidad es muy distinta a su ciudad de origen, no tiene amigos y en el instituto sufre acoso de algunos compañeros. No entro con buen pie. En el centro no son bien acogidos ni los nuevos ni los diferentes y Clara tiene los dos factores.

La protagonista se siente mal, culpa a su padre de sus males, echa de menos a su madre… su vida es aburrida y triste, aunque empieza a cambiar cuando conoce a un compañero que la defiende frente a un abusador.

Aquel le presenta otros amigos con problemas similares. Se siente rodeados por sombras que los atacan y les impiden llevar una vida normal. Ella encaja en el grupo y juntos se saben fuertes y capaces de cambiar las cosas.

Tras avances y retrocesos en el proceso de asumir los miedos como algo que convive con nosotros y debemos superar, Clara se enfrenta a ellos y arrastra a sus amigos con ella, además de aclarar las extrañas desapariciones de alumnos del instituo.

Nadie se explica esas desapariciones, la policía no sabe qué hacer, pero hay alumnos que van desapareciendo y son los acosadores. Al final todo tiene su explicación.

Los diálogos de Andrea Fontana son originales, directos y amenos. Las ilustraciones son muy buenas. Los personajes están perfectamente caracterizados y el marco donde se desarrolla la trama muy bien representado.

Claudia Petrazzi ha creado un elenco de personajes muy acertados. La combinación de los diferentes planos y viñetas dan mucha agilidad al relato. Marca muy bien la parte real de la soñada. Los miedos están bien captados y su representación es adecuada.

Es una buena historia gráfica que se lee sin descanso. Te atrapa desde su inicio porque no sabes a qué te enfrentas y poco a poco vas tomando el hilo de la trama y ya no lo sueltas.

Seguro que gusta mucho y ayuda a los jóvenes lectores a enfrentarse a sus sombras, a ser valientes y a comprobar que se puede vivir sin sufrir y sin hacer sufrir a otros.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: