‘La troupe’ de Antonio J. Ruiz Munuera

La Troupe

La troupe de Antonio J. Ruiz Munuera. Editorial Edelvives, 200 pp., 10,21 € (14 años)

Por José R. Cortés Criado.

“El circo es el cobijo de los parias, de los vagabundos, de los proscritos. Aquí cada uno de nosotros esconde una historia. Pero La Troupe es como un pequeño país sobre ruedas, una republica que viaja en carromatos, con sus propias leyes.”

Antonio J. Ruiz Manuela nos mete en el mundo del circo desde una óptica algo especial. El libro inicia cuando una jovencita inglesa, hija del Lord que gobierna, con mano de hierro, la cuidad de Quebec, en nombre de la reina de Inglaterra, acude de forma algo excepcional a ver la actuación del circo que llegó a la ciudad, corría el año 1860.

El espectáculo fue magnífico. El asombro mayúsculo y el fin de la fiesta muy desagradable, sobre todo para los francófonos o anti ingleses, pues cuando el público comenzó a gritar de alegría Tabarnouche!, los soldados ingleses se sintieron agraviados y dispersaron a los provocadores.

Después de aquello, la vida para la jovencita Elisabeth Copeland ya no fue igual. Primero por la ayuda que recibió de un chico abandonado, que la ayudó a encaramarse a la lona superior para ver el espectáculo; segundo, por la impresión que recibió de los componentes del circo; tercero, por la violencia con la que ejecutó su padre un intento de menoscabar el poder de los ingleses en Canadá.

Ese día la chica decidió abandonar la ciudadela, su rica casa, sus comodidades, su aya y, sobre todo, a su padre. A partir de ahí comienza un recorrido por las tierras salvajes de Canadá y conoceremos sus vivencias con indios nativos, buscadores de oro y demás viajeros hacia un mundo nuevo, hasta que su vida se cruza de nuevo con La Troupe y encuentra su camino en la vida.

La voz narradora es la de la señorita Copeland, sus vivencias se mezclan con diálogos y descripciones que nos llevan a un espacio natural de gran belleza, página tras página conoceremos enclaves de ciudades, fortines, ríos bravos, cataratas indómitas, bosques infranqueables y paisajes nevados.

Junto a los elementos naturales, personas; las más cercanas los que forman La Troupe, cada uno con su historial personal, sus ideales, sus frustraciones, sus anhelos y, sobre todo, sus ansias de vivir en libertad; y algunos que otros indios oriundos de Canadá, con sus formas peculiares de vida en comunión con la naturaleza.

El autor sabe llevarnos por los recovecos de la mente de la joven, que va descubriendo un mundo nuevo mientras madura en ese viaje hacia su futuro que la va moldeando a base de experiencias vitales, sin descuidar el marco donde se desenvuelve la trama.

Los lectores somos introducidos en la trama, nos sentimos atravesando una parte del salvaje continente americano, mientras vamos asimilando, sin apenas darnos cuenta, el conflicto entre franceses e ingleses por el dominio del territorio, al margen de sus aborígenes.

Es una estupenda novela que te engancha nada más comenzar su lectura y te lleva por nuevos caminos de búsqueda de la justicia, el respeto a los demás y al medio ambiente, la solidaridad, la autoestima y a encontrar la senda de nuestra vida, transitando por caminos irrepetibles en esa superficie nevada y casi virgen que es el sur de Canadá.

Esta novela obtuvo el XX Premio Alandar 2020.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: