‘Cómo cocinar un niño’ de Pepe Maestro

Cómo cocinar un niño
Cómo cocinar un niño

Cómo cocinar un niño de Pepe Maestro. Ilustraciones de Alfonso Tierra. Editorial Torre de Lis, 2020. 116 pp., 18,95 €. (+9 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Los niños en escapatoria son quizás el modo más antiguo de cocinar que existe, heredero de la época en que los seres humanos vivían en libertad.” Pepe Maestro: Cómo cocinar un niño.

El título es bien explícito de lo que vamos a encontrar en su interior, que no son más que recetas, consejos e información de Bárbara Draghhh, una dragona experta en temas culinarios. Pepe Maestro solo trascribe a papel las ideas y reflexiones de la señora dragona.

La estructura del libro es algo caótica, quizás se deba al carácter de su autora, porque tiene hasta tres introducciones, y entre ellas, algunas notas aclaratorias, y un test de capacitación para la cocina de antaño.

Después paso a paso nos presenta sus recetas antiguas, los términos que emplea, sus críticas a la nueva cocina, sus recuerdos infantiles, las recomendaciones de las abuelas y muchos trucos para conseguir un buen bocado.

En sus páginas podemos leer cómo obtener un niño para su uso y disfrute, cómo capturarlo, conocer técnicas adecuadas para cocinarlo, la regla de oro de la cocina de antaño, los trucos para una buena presentación, además de apuntes sobre las corridas de humanos, las mascotas humanas y una relación de cartas recibidas por la autora de sus lectores.

Pepe Maestro hace gala de su fina ironía y nos presenta un mundo distópico, en el que los dragones dominan la Tierra y nosotros somos su base alimenticia. Los seres humanos dejamos de ser libres y vivimos en granjas para nuestro engorde antes de pasar a los estómagos dragonianos.

De ahí su título y los múltiples consejos de la cocina de antaño. Sigue el patrón que las personas tomamos cuando queremos defender la cocina tradicional, criticar las innovaciones excesivas y dar buenos consejos a los jóvenes.

También me llaman la atención los nombres de algunos personajes como su amiga de la infancia Rufa Rifirrafehn, que además es su antítesis culinaria, es la más alta representación de la nueva cocina; o su vecina Von Van Von Otravez Holineshhhhhh.

En fin, que si queremos vernos reflejados en los animales que forman parte de nuestra alimentación, podemos leer el libro; también nos sonará conocido el tipo de corral para criar niños, igual que nuestros colegios; los diferentes tipos de niños y adolescentes que existen, tal como los vemos en nuestros centros educativos; y las técnicas de cocina no difieren mucho de las que se usan en los hogares humanos, de ahí que leamos sobre la correcta presentación de un niño servido en bandeja, de niños congelados en cubito o embridados.

El texto se acompaña de ilustraciones en blanco y negro que reflejan los diferentes tipos de niños, alguna presentación culinaria, escenas costumbristas de esta época, retratos de nobles dragones, enmarques de las páginas y ricas grecas decorativas al inicio de cada capítulo, dándole cierto empaque al libro.

Espero que los lectores sepan disfrutar de su lectura, se rían con sus ocurrencias y reflexionen sobre nuestras costumbres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: