‘Destructor’ de Jaume Copons y Liliana Fortuny

DestructorDestructor de Jaume Copons. Ilustraciones de Liliana Fortuny. Editorial Combel, colección Agus y los monstruos, 2021. 210 x 145 mm, 144 pp., 12,90 € (+ 8 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Quizá un día los humanos seremos completamente humanos.” Jaume Copons: Destructor.

Singular historia la de estos chicos algo especiales y sus amigos, los monstruos. Los protagonistas son Agus Pianola, Lidia y el Sr. Flat; y, por supuesto, los monstruos, a cual más raro y con poderes más extraños.

Estos chicos son grandes lectores y amantes del cine y tratan de encontrar “El libro de los Monstruos” para que sus amigos puedan volver a casa. El problema es que el doctor Brot es una mala persona y no está por ayudar a nadie, si no todo lo contrario.

En esta ocasión nuestros amigos están muy interesados por los robots y deciden acudir a una gran exposición en el museo local. Allí vamos a ver a unos humanoides muy conocidos, por ser protagonistas de novelas o películas famosas.

Como estos personajes son grandes lectores en las primeras páginas podemos encontrar citas de libros como “Sueñan los androides con ovejas eléctricas”, “El mago de Oz” o “La Ilíada”. También hay un repaso al cine con “Metrópolis” y “Blade Runner”.

Pero el personaje central es Destructor. Un robot que fue creado siguiendo las leyes de la robótica que dejó escritas Isaac Asimov, aunque un militar con malas pulgas lo transformó en un ser despiadado, agresivo y temible.

El pobre robot quería ser como lo diseñó su creador, el profesor Max Bel, pero los cambios que en él introdujo el malvado general Ors lo transformaron en una máquina muy peligrosa, aunque alguna de esas ideas que le puso su creador aún las conserva, por eso piensa en construir una nave espacial.

Menos mal que nuestros protagonistas y sus amigos monstruos se pusieron manos a la obra y pudieron reconducir la situación frente a ese Destructor que estaba destruyendo ciudades enteras.

Curioso historia algo disparatada con esos seres extraños de aspecto y mente que siempre están ahí para ayudar y solucionar problemas. Seguro que este cuento gusta a los pequeños lectores ávidos de aventuras robóticas.

Los dibujos son muy expresivos y originales, sobre todo cuando de representar a los monstruos se trata. No falta detalle alguno en las coloristas láminas, en los múltiples artilugios que utilizan para reparar robots, ni en ninguno de los planos descriptivos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: