Entrevista a Iris Morata, autora de ‘Inolvidar’

«Deberíamos ser más sinceros con nosotros mismos sobre nuestro propio lado oscuro»

Iris Morata
Iris Morata

Es consciente de que su novela debut puede resultar incómoda en algunos momentos, pero sabe que es necesario exponer al lector a esa experiencia de empatía. Iris Morata (Barcelona, 1982) asegura que antes de ser capaces de ponernos en el lugar de esos personajes que viven en la línea entre el bien y el mal, deberíamos aprender a serlo con nosotros mismos. Una premisa muy interesante que hace de Inolvidar, su primer libro, una obra muy a tener en cuenta.

P. Tienes una amplia trayectoria en el mundo de la moda, ¿te sirve como inspiración para alguna de tus historias?

R. No directamente. Para mí, todo puede ser inspiración, y nada concreto lo es. Cualquier experiencia acaba formando parte de un subconsciente al que recurrir al escribir, sea expresamente o no: gente que te encuentras en el camino, un lugar inesperado, un cartel en la calle o una conversación ajena. A la hora de crear un mundo, un personaje, o un incidente, pequeñas pinceladas de todo lo vivido, soñado o imaginado se mezclan, creando algo nuevo.

P. ¿Crees que pueden resultar chocantes historias como las de Inolvidar? ¿Estamos cada vez más acostumbrados a la linealidad, a lo blanco y lo negro y a olvidarnos de los matices?

R. Sí, soy consciente que algunas de las cosas que pasan en Inolvidar pueden incomodar al lector, pero son necesarias para comprender por qué los personajes son como son.

P. ¿Consideras necesario que la sociedad muestre más empatía con su lado más oscuro, por así decirlo?

R. De entrada, antes de intentar empatizar más allá, podríamos ser más sinceros con nosotros mismos sobre nuestro propio «lado oscuro».

Por otro lado, cuando nos hieren es muy difícil empatizar con esa maldad que nos ha causado daño. Pero, como sociedad, si fuéramos capaces de entender que detrás de un «lado oscuro», de una mala acción, de un comportamiento incorrecto, hay, en muchos casos, sufrimiento en varios formatos, seríamos capaces de ayudar de un modo más eficaz, juzgar menos, y, a la vez, llevar mejor la culpabilidad.

Inolvidar
Inolvidar

P. Ya sé que no te gusta hablar de etiquetar a Inolvidar dentro de un género, pero ¿cómo te gustaría definirlo?

R. Como una novela mixta que puede gustar tanto a los amantes del suspense, el romance o la aventura.

P. ¿Cuál dirías que es el punto fuerte de Inolvidar para cautivar a los lectores?

R. Su ritmo, el cual se acelera a medida que se avanza en la trama, enganchando al lector hasta el final.

P. ¿En qué editorial te gustaría ver a tu libro?

R. En una que cuide a sus escritores y que tenga una visión abierta del mercado.

P. ¿Qué géneros te gusta leer?

R Narrativa para desconectar. Ensayo para documentarme o aprender.

Dentro de las novelas, disfruto con géneros variados. Soy muy fan de la forma de escribir de Domingo Villar en sus thrillers o los mundos fantásticos de Piñol. Con La ciudad y la ciudad de China Miéville descubrí el weird fiction, una versión de la fantasía que nunca hubiese esperado que me gustara tanto. Ahora mismo estoy acabando Aprender a hablar con las plantas, de Marta Orriols, una novela realista e impecable. Siempre puedo releer a P. D. James, Agatha Christie o Jane Austen.

P. ¿Quiénes son tus referentes literarios?

R. Agatha Christie, Mercé Rodoreda, Ana María Matute, René Frégni, Albert Sanchez Piñol, Joël Dicker.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: