Entrevista a Ariel Zorion, autora de la Saga Ocaso

Ariel Zorion
Ariel Zorion

«Las redes sociales conllevan ciertos riesgos; es otra razón para usar pseudónimo»

Por Javier Arroyo.

La autora salmantina Ariel Zorion es una mujer inquieta, deseosa de aprender y de nuevas vivencias. Viajera incansable, confiesa que sus portadas están inspiradas en algunos de sus mejores viajes, y nunca rechaza un nuevo desafío. Toda esta esencia es luego plasmada en sus libros, donde sus personajes muestran una gran profundidad psicológica. La Saga Ocaso, cuyo primer libro ha sido traducido al inglés, se ambienta en una pequeña localidad californiana que, como curiosidad, tuvo en su día por alcalde al mismísimo Clint Eastwood. Como soñar no cuesta nada, ¿por qué no imaginar que un ejemplar acaba cayendo en sus manos?

P. Educadora, psicóloga, periodista… Tu vida, como tu obra literaria, es una unión de varias disciplinas.

R. ¡Sin duda! Soy muy inquieta, no me gusta anclarme, necesito experimentar y ponerme a prueba con nuevos retos. Creo recordar que Eduard Punset hablaba en uno de sus libros, puede que en El alma está en el cerebro, precisamente de la importancia del cambio, y la neurociencia también nos dice que nuestro cerebro necesita romper con las rutinas y aprender cosas nuevas para prevenir su envejecimiento prematuro. A mí me encanta aprender y considero que los desafíos nos aportan una dosis extra de salsa en la vida.

P. ¿Crees que el hecho de que escribas sobre géneros distintos puede perjudicarte a la hora de conseguir un público más fijo?

R. No lo había pensado, pero puede que tengas razón, puesto que el público suele identificar a cada autor con un tipo de género. Sin embargo, aunque sean géneros distintos, sí que hay algo que identifica a mis novelas y es un profundo trasfondo psicológico. Al menos, es lo que pretendo.

P. Debe de ser difícil elegir entre todas tus creaciones, entre todos tus «hijos», pero ¿cuál, de entre todos tus libros, dirías que te marcó más?

R. Diría que El Encuentro, por ser el primero y lo que implica. El primer libro es con el que sales del cascarón y te arriesgas a ponerlo en la plaza pública, donde cualquiera puede opinar sobre él. Sales de tu zona de confort, y eso, al principio, da mucho miedo. Además, es un libro que me ha proporcionado mucha cercanía con algunos lectores que me han escrito para explicarme qué ha significado para ellos y lo que han sentido al leerlo.

P. Tus portadas suelen estar inspiradas en viajes que has hecho, ¿cuál elegirías como tu favorita?

R. Resulta difícil. Aparecen distintos lugares que me han marcado de una u otra forma: ciudades como Nueva York, Las Vegas o Londres y otras portadas que son fotos tomadas en Islandia o Nueva Zelanda, por ejemplo. Varias portadas también son en distintas ubicaciones de España. Pero, si tuviera que elegir, creo que escogería la portada de Memoria Ingrávida. 

P. ¿Qué tiene Carmel-by-the-Sea que te inspiró la Saga Ocaso?

R. Lo de Carmel-by-the-Sea es algo muy curioso porque apenas paramos unas horas, ya que aquel día viajábamos desde San Francisco a Los Ángeles recorriendo el Big Sur y no teníamos tiempo para más. Estuvimos apenas un rato, como quien dice, pero me enamoré de aquel lugar. Hay un número considerable que galerías de arte para lo pequeña que es la localidad, y los restaurantes son muy acogedores. La playa me pareció preciosa, con una arena blanca y un aspecto un tanto salvaje. Además, la cercanía del emblemático Ciprés Solitario, que es uno de los árboles más fotografiados de Estados Unidos, le da también un toque de distinción y romanticismo sin igual.

P. Preparando esta entrevista, leí un dato muy curioso sobre Carmel-by-the-Sea y es que tuvo por alcalde nada menos que a Clint Eastwood. Ahora que el primer libro de la Saga Ocaso ha sido traducido al inglés, ¿te imaginas que se anima a dirigir una adaptación cinematográfica?

R. Eso sí que sería un sueño que se hace realidad, porque, sin duda, Clint Eastwood es uno de mis directores favoritos. Me encantan la gran mayoría de sus películas porque destacan por su gran sensibilidad. Invictus, Gran Torino, Million Dollar Baby, Mystic River… Algunos lectores me han dicho que, mientras leían La Hora del Ocaso, les parecía que estaban viendo un buen capítulo de CSI o Mentes Criminales, así que, ¿por qué no? Soñar es libre, ¿verdad? 

P. ¿Qué ventajas fundamentales dirías que te proporciona la autopublicación?

R. La libertad que te proporciona y el control absoluto sobre tus libros. No tienes que responder ante nadie, no tienes plazos ni nadie te presiona de ningún modo, y, además, conoces al momento tus informes de ventas. Para mí todo eso es importante. Eso no significa que si me llegase una oferta irresistible la rechazaría, je, je.

 P. En cuanto a las redes sociales, ¿eres más de interactuar con los lectores o de ser cautelosa por si los haters?

R. Me encanta interactuar con los lectores y por ello ofrezco modos de contactar conmigo al final de mis libros, pero también tengo claro que las redes sociales llevan asociados riesgos implícitos a los que hay que prestar atención. Es otra razón de tener un pseudónimo, separar la intimidad de una faceta algo más pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: