‘Hacer dedo’ de Guilherme Karsten

Hacer dedo
Hacer dedo

Hacer dedo de Guilherme Karsten. Editorial Kalandraka, 2021. 275 x 255 mm., 36 pp., 15 €, (+ 4 años).

Por José R. Cortés Criado.

Y allá van… / la niña asustada, / la policía espabilada, / el ladrón camuflado, / el caimán aburrido, / el héroe cansado, / el enamorado submarinista / y el enfadado surfista.” Guilherme Karsten: Hacer dedo.

La portada te invita a hacer dedo, eso que estuvo muy de moda en los años ochenta del siglo pasado y todavía sigue estándolo en determinados lugares, pero no quita que esta historia sea algo disparatada y se mezclen el humor y la hilaridad y nos lleve a una aventura insólita que transcurre en un vehículo.

Todo comienza cuando nuestro protagonista, un joven amante del surf coge su tabla y su equipaje, se monta en su coche y toma rumbo a la playa. Nada más salir se encuentra a un señor haciendo dedo y lo invita a subir; lo hace con sus bártulos y sus cualidades personales.

A este le sigue un superhéroe, un caimán aburrido, un caco en busca y captura, una policía espabilada, una niña asustada… todos aportando al viaje, además de sus pertenencias, unas cualidades propias que van sumándose a las experiencias compartidas.

Todos estos personajes insólitos que son recogidos o no, dan un toque de color y emoción al relato, ya que los propios viajeros se miran de reojo entre ellos y desconfían de las intenciones del otro.

El texto, que acompaña a cada ilustración, es rimado y acumulativo, ya que cada vez que pasamos una página, aparece un nuevo viajero y aumenta la carga del vehículo, hasta que…llegamos a un final abierto lleno de sorpresas, que hará sonreír a más de un lector cuando vea la identidad del último personaje e imagine cómo seguirá la historia.

Si graciosos son los textos, no se quedan atrás las ilustraciones, que tienen un toque muy moderno y urbano. Los dibujos destacan por su colorido. Su alegría y su desenfado en un entorno urbano. Siguen una secuencia lineal, en contraste con el planteamiento circular del relato.

.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: