5 consejos para mejorar el rendimiento académico

rendimiento educativo

Los estudiantes ya se están enfrentando a los primeros exámenes de este nuevo curso y a veces, aunque estudian muchas horas, no sacan provecho a tanto esfuerzo. Además, los alumnos no se tienen que enfrentar solo a los exámenes, sino también a las presentaciones, los test de control o las evaluaciones.

Por eso, hay que tener en cuenta varios aspectos que pueden ser claves para mejorar el rendimiento académico. Tener un lugar adecuado en casa para estudiar, comprar material escolar o tener suficiente tiempo para dedicarlo al estudio entre semana, también puede ser fundamental. Os vamos a dar varios consejos para mejorar el rendimiento económico.

1. Interés por aprobar

Lo primero que hay que tener para mejorar el rendimiento académico, como en todo en la vida, es una buena disposición. Hay que querer mejorar las calificaciones y aceptar que para lograrlo hay que sacrificarse. Hay que madrugar para estudiar o acostarse tarde, estar centrado en toda la evaluación y salir menos horas el fin de semana si es necesario. Para motivar a los alumnos una buena idea pueden ser los sellos de motivacion para niños.

2. Mantener un orden y una disciplina

Es fundamental mantener un orden para poder sacar buenas calificaciones. Es necesario marcarse unos horarios semanales para estudiar y establecer prioridades según los exámenes o las materias que se dan peor. También es importante tener disciplina y cumplir estos horarios sin excepción.

3. Buscar ayuda

En el caso de que el alumno se encuentre con alguna asignatura que considere que es imposible aprobar, es importante buscar ayuda. Por ejemplo, un profesor particular o una academia que aporte un refuerzo de la asignatura. Además, hay que rodearse de personas que mantengan un buen ambiente de estudio ya sean miembros de nuestra familia o compañeros en un piso o una residencia, si ya se trata de estudios universitarios.

4. Mejorar la técnica de estudio

En muchas ocasiones el problema del alumno es que no utiliza una técnica de estudio eficaz. Por ejemplo, practicas la lectura repetitiva, tomar notas generales o hacer un resumen o mapas mentales. También una buena idea puede ser practicar con exámenes de la asignatura que nos proporcione el profesor, alumnos de cursos superiores o que encontremos por Internet. El alumno tiene que encontrar aquellos métodos que le pueden resultar más efectivos para aprobar la asignatura y para un estudiante pueden ser unos y para otro métodos diferentes.

5. Siempre tiempo productivo

Por último, os recordamos que otro de los grandes errores de los estudiantes es pensar que para aprobar solo hay que estar muchas horas delante del libro. Si el alumno se distrae con cualquier cosa o no aprovecha el tiempo, no vale de nada. El resultado seguro que será negativo o por lo menos por debajo de sus posibilidades. Es mejor estudiar poco tiempo y que este sea productivo que estar muchas horas delante del libro sin enterarse de nada. Los horarios que el alumno se haya marcado por prioridades y materias suelen ser fundamentales para mejorar el rendimiento académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: