Entrevista a Loles León y María Barranco por el estreno de la comedia ‘El Refugio’

El Refugio

El Refugio

Chicas Almodóvar. Leyendas de la televisión y el cine en España. Incombustibles. Loles León y María Barranco tienen ya a sus espaldas una carrera plagada de experiencias. Sin embargo, aún les queda trote para mucho más. Su próxima película, la primera en la que coinciden a la vez en pantalla (que no la primera en la que ambas aparecen), es El Refugio. Esta comedia corre a cargo de Macarena Astorga (La casa del caracol) y ya puede verse en las salas de cine para dar el pistoletazo de salida a la temporada navideña.

En la película, Loles León da vida a Estrella, la autoritaria dueña del hotel de montaña El Refugio en el que los personajes quedan atrapados durante un temporal invernal. María Barranco, por su parte, se mete en la piel de Lola, la relajada hermana de Estrella, obsesionada con el feng shui y el yoga. Tanto León como Barranco tienen, sobre todo, muchas ganas de hablar entre ellas y ponerse al día. Explican que hace mucho que no se ven y tienen una relación muy cercana. «Nosotras nos conocemos desde hace muchísimo, y hacer de hermanas no nos ha costado», indica Barranco.

Quedarse atrapada en unas condiciones como las que plantea El Refugio no sería plato de buen gusto para nadie, aunque ambas actrices reconocen que tras los primeros instantes, se dejarían llevar. «A los principios me pondría muy histérica y muy atacada», confiesa León, «pero luego ya me relajaría porque soy de la opinión de que si puedes solucionarlo, lo solucionas, pero si no tiene solución, relájate y disfruta». «Ya vendrán tiempos mejores, sobre todo si no está en tu mano», añade Barranco.

A la hora de preparar personajes tan diferentes, ambas se han apoyado en su larga amistad para trabajarlos. «Las dos hablamos el mismo lenguaje, y eso ayuda muchísimo a la hora de comunicarte», señala Barranco. «Tenemos una relación muy de piel, de corazón», completa su compañera, «y no ha sido difícil». Tanto se conocen que Barranco asegura que durante los rodajes de El Refugio lo pasaba mal: «Había momentos que estábamos las dos mano a mano y yo tenía que mirar al suelo porque me daba la risa. Trataba de disimularlo porque si la miraba a los ojos iba a estropear la toma».

El Refugio

El ambiente general de las semanas de grabación, donde se reunieron con más cómicos como Leo Harlem o David Guapo, fue especialmente divertido. Y así lo confirman las dos actrices. «Nos hemos reído muchísimo. Aunque yo muy académica», indica León, «yo les decía haz esto, haz aquello, ponte así, ponte allá». También se han entendido con la directora, que en El Refugio se aproximaba por primera vez a la comedia. «Macarena era profesora, y se le nota ese ramalazo», comenta entre risas Barranco, «era muy como estar en el colegio, nos gritaba «¡Silencio!»».

Con el mismo sentido del humor que siempre les ha caracterizado, describen que con la película han quedado saciadas de tanta montaña. «El hotel era de súper lujo pero de montaña, con sus cosas de montaña», cuenta León, «y yo luego también tenía un apartamento de montaña. Porque ella lo tenía más moderno, pero yo de montaña». Eso sí, las modernidades le jugaron una mala pasada a Barranco: «El mío tenía las escaleras que casi me matan». Algo a lo que León añade: «Se hizo daño el pie y yo le dije «Lo ves, por no venirte a la montaña»», ante la carcajada de su amiga. Puedes escuchar esta un sinfín de anécdotas más sobre El Refugio en el vídeo de la entrevista de la parte superior del artículo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: