Las monedas digitales ahora también prometen revolucionar el mundo del arte

arte

Como ya debes saber, las criptomonedas están a la orden del día y millones de personas a lo largo y ancho del planeta deciden volcarse a este instrumento financiero digital. Así como han logrado cambiar las reglas de juego dentro del sector de las inversiones, también han logrado meterse de lleno en otras industrias y sectores, llegando incluso a terrenos como el arte. En el siguiente artículo te comentaremos todo lo que debes saber al respecto.

Si hay algo que caracteriza al competitivo y cambiante mercado de las criptomonedas, es su constante apuesta a la innovación y al desarrollo. Mientras que antes parecía un lugar reservado para un nicho reducido de expertos en tecnología y el mundo financiero, hoy cualquiera puede hacerse de estos preciados activos. Por ejemplo, comprar Ethereum con PayPal es una de las tendencias de los últimos años.

Con esas facilidades técnicas, resulta más que sencillo que diversas áreas de la sociedad también se vean atravesadas por este activo financiero. Por citar un caso, ya ha sucedido dentro del mundo del fútbol, en donde los principales clubes del mundo y las estrellas de este deporte han lanzado sus propias criptomonedas, más conocidas como NFT o token no fungible.

Ese mismo activo es el que ahora ha impactado de lleno en el mundo del arte, abriendo una nueva unidad de negocios para los artistas en medio del entorno digital en el que vivimos. Sin ir más lejos, durante mucho tiempo se ha hablado del fin del arte o de su baja rentabilidad en el siglo XXI, pero las criptomonedas parecen haber llegado para tirar abajo dichas premisas y barajar de nuevo.

Los NFT logran recuperar el carácter de original y único de una obra en tiempos de alta reproductibilidad técnica, lo que hace que los coleccionistas y amantes del arte puedan tener la primera versión de una foto icónica o incluso la imagen que luego se visualizará como un meme en todo el mundo. De hecho, ya hay sitios en línea que hacen las veces de galería virtual para conectar artistas con compradores.

Todo esto puede lograrse a través de la sofisticada y compleja tecnología de blockchain, también conocida como cadena de bloques, la cual se utiliza en diversas criptomonedas para facilitar el intercambio seguro y transparente entre usuarios sin necesidad de ningún tipo de intermediario. Los NFT son contenidos de carácter digital a los cuales se les asigna un valor en monedas virtuales.

A cambio, el comprador consigue un certificado de autenticidad, el cual es único, inalterable y original. De esta manera, en las subastas y ventas en línea, se pueden comercializar sin el temor de que sean copiados, algo que es más que frecuente en internet. Como resultado, todo puede ser convertido en NFT: un cuadro, un libro, un tweet ingenioso, un meme, un dibujo y mucho más.

¿Qué otros cambios se avecinan en el mundo del arte? Los próximos años nos darán la respuesta a ese interrogante.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: