‘Después del amor’: La otra vida de mi marido

Después del amor
Después del amor

Filmin estrena el próximo viernes 11 de febrero la película británica Después del amor, escrita y dirigida por Aleem Khan. Se trata de un drama psicológico sobre el duelo, los lazos familiares y las identidades europeas protagonizado por Joanna Scanlan («Los Larkin»), que interpreta a una mujer británica convertida al Islam que, tras la muerte de su marido, descubre que el difunto tenía una dobla vida, y mantenía a otra familia en Calais. La protagonista viajará a Francia para descubrir toda la verdad y allí conocerá a Genevieve (Nathalie Richard) y al adolescente Solomon (Talid Ariss), la otra familia de su marido.

«Después del amor» fue la gran triunfadora en la última edición de los Independent British Film Awards, los premios del cine independiente británico. La cinta se llevó cinco galardones: Mejor Película, Director, Guion, Actriz (Joanna Scanlan) y Actor de Reparto (Talid Ariss). Anteriormente, la película se había presentado en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes.

Sobre la película
El director Aleem Khan define su película como profundamente política, a pesar de que en la superfície nos encontramos con un drama familiar sobre dos mujeres que, sin saberlo, amaron al mismo hombre. La crisis de los refugiados y el Brexit son elementos que de algún modo están presentes en la película. Estos hechos cambiaron absolutamente mi forma de pensar sobre la identidad, la nacionalidad, la clase y la religión, afirma el director.

Para construir al personaje principal, Khan se inspiró en su propia madre, quien de hecho participó activamente en la preproducción del film, prestándole ropa a la actriz Joanna Scanlan y enseñándole a hacer algunos platos típicos pakistaníes. Siempre quise ver a una persona tan maravillosamente compleja como mi madre en la pantalla, así que escribí una historia sobre una mujer musulmana blanca conversa, explica Khan. Como Mary, la protagonista, la madre del director también perdió a un hijo pequeño: Aunque no es una película autobiográfica, sin duda las entrañas emocionales del film están muy cerca de mi casa, afirma Khan.

Finalmente se despliega ante nuestra mirada una relación improbable entre dos mujeres muy distintas en apariencia, pero que sufren un dolor muy similar. Ambas mujeres son una especie de espejo distorsionado la una de la otra, comenta el director, a quien no le gusta demasiado la etiqueta de «cine británico asiático» para definir su película: Mi idea de nación es muy multifacética, y va cambiando y evolucionando. No me interesan las identidades estables o ‘fijas’, porque las cosas son mucho más desordenadas y más hermosas de lo que estamos invitados a creer.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: