¿Es aconsejable consumir productos de cannabis para el dolor?

dolor
Dolor físico

Sufrir algún dolor de forma continuada se puede convertir en una pesadilla para muchas personas. Por eso muchas personas buscan alternativas a los fármacos cuando no obtienen la eficacia deseada para poder superar la situación. Un dolor crónico pueda paralizar la vida de una persona y puede condicionar toda su actividad diaria. El hombre ha buscado durante la historia sustancias que pudiesen ayudar a combatir el malestar que supone el dolor crónico.

Para mejorar la vida de las personas con dolor se suele recurrir a técnicas intervencionistas como las que se realizan en las Unidades del dolor , los analgésicos tópicos, las medidas termoterápicas, el uso de tens, la realización de ejercicio, el apoyo psicológico, las técnicas de relajación y también al consumo de productos de cannabis.

Desde la antigüedad las plantas de las que se obtiene el cannabis han sido utilizadas por diversos pueblos. Estas plantas han sido cultivadas desde hace 8.000 años y se han utilizado también para controlar el dolor. Por ejemplo, en la cultura china, india, árabe y griega, entre otras, se extendió su uso.

Estas plantas se han utilizado para aliviar los dolores y las consecuencias de enfermedades como la gota, el reumatismo, la malaria y dolores de diverso origen entre otras indicaciones. Durante el siglo XX el abuso de estas sustancias hizo que productos como el opio o el cannabis fueran considerados estupefacientes y prohibidos en algunos momentos de la historia.

Una opción para el dolor

El cannabis se ha convertido en una alternativa para el dolor y para muchos puede mejorar problemas como la ansiedad, el dolor crónico muscular e incluso para las enfermedades del sistema nervioso central. También se puede utilizar para mejorar la fatiga, la espasticidad muscular o el insomnio.

Por ejemplo las Semillas Autoflorecientes producen plantas de marihuana que florecen independientemente de las horas de luz que reciban.

Esta sustancia puede aportar efectos analgésicos debido a sus propiedades antinflamatorios ayudando a mejorar la situación de los pacientes con dolor crónico. Sobre si es aconsejable consumir cannabis para el dolor, los especialistas no se ponen de acuerdo y algunos consideran que sí y otros que no.

Eso sí, las personas que recurren a esta sustancia tienen que contar con el potencial adictivo del cannabis que es menor que el del alcohol o la cafeína pero que también se puede convertir a la larga en una adicción. Hay que tener en cuenta también que niveles altos de THC pueden provocar efectos cerebrales alterando el nivel de conciencia y/o causando alucinaciones.

El uso de productos del cannabis para el dolor se ha extendido por el mundo pero hay que conocer la situación legal sobre el consumo de esta sustancia en los países antes de utilizarlos. Además, siempre es recomendable consultar con el médico antes de optar por cualquier remedio alternativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: