‘Como lágrimas en la lluvia’ de Jordi Sierra i Fabra

Como lágrima en la lluvia
Como lágrima en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia de Jordi Sierra i Fabra. Editorial Siruela, 2021. 150 x 230 mm, 240 pp., 16,90 €, (12 años).

Por José R. Cortés Criado.

 

“Hay palabras que antes de ser escritas ya están muertas / antes de ser pronunciadas ya están gastadas / antes de ser oídas ya son mentiras”. Jordi Sierra i Fabra: Como lágrimas en lluvia.

Jordi Sierra i Fabra vuelve al mundo de la música rock, que tan bien conoce, y nos trae una historia que se inicia en el quinto aniversario de la muerte de un cantante, Leo Calvert, que después de muerto alcanzó gran fama y notoriedad, más que la que le dedicaron en vida.

En el pequeño pueblo estadounidense donde vive es un mito. Todos lo admiran y lo respetan. Allí viven su viuda y su única hija. A nadie pasa desapercibido que el compositor y cantante es un símbolo en ese pueblo, que es el de su mujer y, que gracias a ello, el lugar se llena de mitómanos que alteran la vida cotidiana.

Los fines de semana el cementerio es una fiesta, muchos seguidores acuden a tributarle homenaje, algunos cantando, otros escuchando su música o dejando sus letras en la tumba; la mayoría bebe hasta emborracharse junto a su túmulo, dejan las botellas o latas de cerveza sobre la lápida, cómics, pósters y cualquier cosa que se les ocurra.

Los lunes, su hija acude al cementerio, limpia la tumba, tira los envases y los demás recuerdos que dejan a la basura. Ella lo lleva muy mal, siente que ofenden a su padre. Quiere tranquilidad para ella y para su madre. La madre lo acepta mejor o se hace fuerte ante su hija.

La vida del músico fue muy agitada. Sacó dos discos al mercado, estuvo de gira, dando todo de sí en cada concierto y fuera de la pista. Drogas, alcohol, sexo… hasta que terminó en un centro de desintoxicación.

Tras unos años de retiro, recuperación completa. Se dedicó a componer. Primero las letras, muy poéticas, después la música, es, ante todo, un cantautor, que lanza muy buenos mensajes en sus piezas.

Cuando graba unas treinta canciones y decide salir de gira otra vez, a su mujer no le parece bien, teme que vuelva a las andadas y dice no tener fuerzas para sobrellevar otro periodo de rehabilitación de su marido. Son una pareja estupenda.

Una noche, él coge el coche para acercarse al centro del pueblo y cae al río dentro del auto. Murió ahogado. La leyenda comenzó a coger fuerza y sus discos comenzaron a venderse y a ser considerados de culto.

Entre recuerdos del pasado, mala conciencia por el fin del cantante, las dudas de su mujer sobre lo que sucedió, los problemas de la hija adolescente que no termina de aceptar lo que pasa, la ruptura de su noviazgo, la presión del promotor que quiere sacar al mercado lo último grabado, la aparición de un fan en el pueblo, que canta y compone, además de reconocer que la vida le cambió cuando lo escuchó por primera vez al ídolo desaparecido, transcurre la trama.

Se mezclan los hechos cotidianos con los recuerdos. Las buenas noticias con las menos buenas. Los temores y la incertidumbre por desconocer qué pasó para que cayese con su coche al río y muriese ahogado. Se especula mucho porque no hay signo de frenada, nada que indique una maniobra extraña…, algunos insinúan que pudo ser un suicidio. Dudas y más dudas que atenazan a una mujer que estaba locamente enamorada de su marido y, por temor a perderlo, no deseaba que volviese a la carretera con los músicos.

Con la agilidad que le caracteriza, Sierra i Fabra te lleva página tras página a velocidad de vértigo, introduciéndote en la novela de tal manera que no paras de leer hasta que llegas al desenlace. A lo largo de la lectura te vas haciendo tus cábalas sobre el desenlace, pero, como siempre, el giro que toma la novela a última hora abre un final insospechado.

El texto está escrito en prosa y en verso. Su autor se atreve a escribir letras de canciones. Los versos complementan la prosa y ayudan a conocer mejor al artista. Sus letras están cargadas de simbología y buenas intenciones.

La historia se inicia con fuerza y no la pierde a lo largo de las páginas. La vida de sus protagonistas se aliña con anécdotas del mundo que envuelve a la música rock y con recuerdos a algunos de los grandes músicos roqueros.

Sierra i Fabra seguro que no defraudará sus lectores con esta obra que ha recibido en el Premio Lazarillo 2019.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: