Entrevista a César Pérez Gellida por ‘Astillas en la piel’

César Pérez Gellida
César Pérez Gellida

«Soy capaz de salir de mí mismo y de meterme en la cabeza de los personajes y lo que piensan».

Hablar con el escritor César Pérez Gellida es acercarse a lo más alto de la novela negra actual. Un mago de la estratagema o un diseñador del despiste como se le ha definido en alguna ocasión. Un escritor, sin embargo, con una voz firme y clara que tiene sus personajes y sus novelas en la cabeza y que sabe muy bien lo que quiere contar. Charlamos un rato con él de su nueva novela Astillas en la piel y de dónde nacen sus personajes.

P. ¿Cómo nació la idea para escribir esta novela Astillas en la piel?

R. Esta novela es un tanto especial porque el germen era guion que yo tenía para una de las productoras con las que trabajo habitualmente y a medida en que fui profundizando en el histórico vital de los personajes, me di cuenta de que tenía una novela. Los dos protagonistas  Álvaro y Mateo estaban dando vueltas en mi cabeza y necesitaba escribirlo, pasarlo al papel. Cambié de opinión y al final se convirtió en una novela.

P. ¿Puedes contar a los lectores de Topcultural de qué trata esta novela?

R. Astillas en la piel es un relato psicológico que tiene como protagonistas únicamente dos personajes que llevan en el 90 por ciento de la carga dramática de la novela y también de la trama y la violencia. La investigación criminal no es un ingrediente principal, sino que es esta relación entre Álvaro y Mateo en un escenario único casi que es Urueña, una población de la provincia de Valladolid. Una localidad especial porque se la considera la villa del libro, hay muchísimas librerías y cuenta con un intrincado de calles medieval e amurallada que generar una atmósfera muy especial para para desarrollar la trama. Esta tiene como eje principal motor el pasado de estos dos personajes y lo han esos recuerdos, esas imágenes, estas astillas clavadas en la piel, en el tren de la vida…

Sin embargo, uno de ellos lo ha superado y ahora tiene bastante éxito. Pero Mateo necesita extraer estas astillas clavadas en la piel.

P. ¿Cómo surge el personaje de Mateo? ¿Y el de Álvaro? ¿Te has inspirado en alguien real?

R. No, no, tienen nada de real. Viven en mi cabeza y ahora viven en la cabeza de los lectores. Pero en ninguno de los dos personajes me he inspirado en nada real, aunque sus historias sí lo son, porque en él, y por desgracia en el mundo, hay muchos que han sufrido abusos sexuales y malos tratos. Un personaje ficticio que podría ser cualquiera.

P. En la novela hablas de abusos a menores, ¿cómo se logra meterse en la mente de un personaje tan terrible como Don Teófilo?

R. Al final los escritores lo que hacemos es crear una realidad general.  Hay escritores que tienen mayor facilidad para, para las descripciones, para la narrativa, para las estructuras… Y a mí  la interpretación se me da bien y soy capaz de salir de mí mismo y de meterme en la cabeza de los personajes y lo que piensan.

P. ¿Pero te has inspirado en algún personaje real o has investigado sobre este tema?

R. Sí, he investigado mucho todo lo que tiene que ver con los malos tratos, los abusos a menores, los abusadores. Pero no me he inspirado en nadie real que yo haya conocido, sino en todos los que por desgracia existen y están conviviendo entre nosotros.

Astillas en la piel
Astillas en la piel

P. ¿Por qué elegiste una pequeña localidad como Urueña para esta novela?

R. Una localidad pequeña  pero es muy especial, es única. No hay nada parecido al que yo conozca. Urueña me llamó la atención desde hace ya mucho tiempo y  yo ya tenía en la cabeza que un iba a ser un escenario único de una de mis novelas. Y hasta que no se ha dado la oportunidad en una novela como esta he guardado este bala.

P. ¿Cuál es el secreto para mantener la tensión hasta el final en una novela negra?

R. No hay una fórmula, no hay un secreto. Mantienes la historia muy viva en tu cabeza y lo que tienes que conseguir es que el lector necesite pasar una página y otra página al llegar a su capítulo y cuando termine este capítulo, el siguiente. Al final no hay más opciones. Sobre todo en mi caso. Necesito que el lector esté muy pegado a las páginas y al final es un oficio lograr hacerlo.

P. ¿Cuáles son tus planes futuros como escritor?

R. Cuando termino de escribir una novela, al día siguiente me pongo a trabajar en el proyecto de la siguiente. Un proyecto del no os puedo contar todavía nada, porque primero está muy verde y segundo porque tengo que centrarme en Astillas en la piel. Me gusta escribir sobre lo que a mí me apetecería leer. Y en este caso es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: