Crítica de ‘¡Canta 2!’: Una entretenida secuela ideal para pequeños y mayores

¡Canta 2!¡Canta 2!

Allá por 2016, la Universal -a través de su estudio de animación Illumination Entertainment– sorprendía con un filme muy cautivador, ¡Canta!. La historia del koala Buster Moon y su amor por el teatro musical no solo mandaba una bonita moraleja sobre el esfuerzo y la importancia del arte como salvación, sino que además estaba llena de temazos de todas las épocas, desde My Way de Sinatra hasta Shake It Off de Taylor Swift. Esto le valió el cariño de la audiencia infantil, pero también de los padres que llevaron a sus hijos al cine. Y ahora, con la idea de repetir el éxito, la compañía se prepara para estrenar ¡Canta2!, que acaba de legar a las salas de cine en España. En Top Cultural ya la hemos visto y esto es lo que nos ha parecido.

En ¡Canta 2!, Moon y el resto del grupo se preparan para dar el salto a los teatros de la gran ciudad. Para conseguirlo, el terrorífico magnate Jimmy Crystal les pone como condición que convenzan de participar en la función a la desaparecida estrella Clay Calloway, que lleva alejado de la vida pública y los escenarios 15 años. Con él, el espectáculo que están preparando será lo que les catapulte definitivamente a la fama. Pero las cosas no se les pondrán fáciles.

¡Canta 2!

La película se muestra, ante todo, muy continuista con respecto a su predecesora. Quizá demasiado. Así, ¡Canta 2! pierde la frescura que sí tuvo la primera, repitiendo una fórmula que funciona sin añadirle nada nuevo. Incluso la trama es tremendamente similar: montar de cero un espectáculo musical frente a las adversidades que van surgiendo en el camino. La sensación general es de una cierta falta de originalidad en el planteamiento. Aunque, todo hay que decirlo, sigue siendo entretenida.

Y lo es gracias a su buen ritmo narrativo. Aunque empieza algo lenta, ¡Canta 2! pronto comienza a coger velocidad. Ya conocemos a la mayoría de personajes y les tenemos cariño, no es necesario volver a presentarlos. Esto permite, además, indagar con mayor profundidad en algunos de ellos, ver sus caras ocultas y sus temores. Al igual que en la primera, la construcción de personajes es uno de los puntos fuertes de la película. Todos son divertidos y adorables, dan lo que el público de la cinta, los niños, pueden pedir.

¡Canta 2!

La vis cómica también sigue presente, aunque de forma más difuminada. Los gags funcionan pero llegan en menor cantidad, dejando espacio a la emotividad y el desarrollo de la propia historia. Y aunque esta tenga altibajos, no hay nada que no se solucione con una buena canción. En ¡Canta 2! también se hecha en falta una banda sonora tan icónica como la de la original, aunque también tiene grandes temas y en ningún caso defrauda. De hecho, entre sus voces se encuentra la del mismísimo Bono, cantante de U2. Suficiente. Si a todo ello le sumamos que visualmente vuelve a ser notable, y particularmente impactante en su clímax, la película cumple con lo que se espera de ella.

En resumen, ¡Canta 2! peca de falta de frescura y de unas canciones algo menos emblemáticas que en la primera entrega. Pero esto lo suple con una historia más ambiciosa, una buena continuación en el desarrollo del arco de los personajes y un aparataje visual a la altura de las expectativas. No es una obra maestra, pero entretiene y transmite las ganas de bailar y cantar durante todo su metraje. Es una película ideal para que las familias echen un buen rato en cines estas Navidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: