‘El club de los especiales’ de Jordi Sierra i Fabra

El club de los especiales
El club de los especiales

El club de los especiales de Jordi Sierra i Fabra. Ilustraciones de Álex Jiménez. Editorial Anaya, 2021. 140 x 210 mm, 112 pp., 12 €, (+ 10 años).

Por José R. Cortés Criado.

“… soy un bicho raro. Pero ahora me gusta serlo. Los disfruto. El problema lo tienen los demás si no me aceptan o no me entienden.” Jordi Sierra i Fabra: El club de los especiales.

Hay un colegio con un ala especial, el Sector Oeste. Aquí hay un grupo de seis alumnos algo diferentes al resto. Laia, una niña a punto de cumplir doce años, es enviada a esa aula y teme ser recibida por un grupo de raros que la traten de manera rara.

Su sorpresa es mayúscula cuando llega a ese ala, en la que imparte clases una profesora muy especial, esta propuesta para el Premio Nobel de Física por sus conocimientos y su alto coeficiente intelectual.

Los alumnos de Sector Oeste son únicos. Cada uno tiene una habilidad especial. No son superdotados ni saben si su forma de ser le servirá de algo en un futuro. Son tratados de forma especial para que desarrollen sus poderes, sean felices y, más adelante, resuelvan su vida como mejor puedan.

Laia no se podía esperar un grupo así. Se sintió muy feliz, allí todos estaban contentos de ser como son y no les preocupaba lo que pensasen los demás. Ya no tenía que ocultar su poder.

Estas son las habilidades especiales y el mote por el que es conocido cada uno. Foto, mira algo y se le queda grabado en la mente; Disco, puede tocar cualquier pieza con solo escucharla una vez y sin saber música; Lengua, reconoce y entiende cualquier idioma; Jácquer, es increíble con un ordenador en las manos; Contador, te puede decir cuánta gente hay en un estadio de fútbol con mirar una vez; Número, parece una súper computadora haciendo cuentas y USB, es capaz de memorizar cualquier texto con solo leerlo de una pasada.

El curso le va bien a los especiales, no se sienten raros, disfrutan de sus cosas y hacen una vida normal, aunque en el colegio tiene algunos privilegios, como el ir de excursión unos días al campo con su profesora a una masía para ellos solos y con un programa de actividades pensando para ellos.

Esa salida se convierte en algo especial. La profesora acababa de publicar una interesante teoría sobre las sombras y se convierte en objeto del deseo de determinadas personas que quieren utilizar sus conocimientos con fines no muy claros.

Es secuestrada y los niños se encuentran solos, en medio del campo, sin dinero, sin medios para sobrevivir y con ganas de salvar a su profesora que puede ser enviada a una base secreta de cualquier confín de la Tierra.

Aquí comienza la aventura y los chicos deben demostrar su valía y la utilidad de sus habilidades y los lectores no pueden dejar de leer para saber qué va a ocurrir en la página siguiente.

Jordi Sierra y Fabra ha tratado más de una vez el tema de los alumnos diferentes, los que sufren acoso por no ser como los demás, como en El club de los raros. Siempre ha defendido la diferencia como valor positivo y nunca ha tolerado el bullying. En este libro nos presenta a chicos con una capacidad especial que usan de forma natural.

El escritor, fiel a su estilo, escribe este libro de forma muy amena en el que predominan los diálogos y la intriga, haciendo que los lectores lean sin descanso hasta llegar al desenlace. Leí el libro de un tirón.

Como se puede leer en sus páginas, “no puedes escaparte de lo que eres ni eludir lo que tienes. Y todos somos raros. Cada cual es como es. Y supongo que hay que aceptarlo.”

Estupendo libro que no dejará indiferente a los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: