La importancia de la logística y el transporte para una empresa

Transporte
Transporte de mercancías

El transporte es una de las piezas fundamentales de cualquier empresa, sobre todo las que tienen que entregar productos a clientes finales. Pueden ser productos de alimentación, pero también de la industria del ocio y cultura como libros o películas. El transporte más empleado en la actualidad suele ser el de carretera, pero también los productos pueden ser trasladados gracias al avión o al barco. Estos dos últimos medios de transporte se suelen emplear para el comercio de mercancías a nivel internacional.

En España el transporte de mercancías por carretera en nuestro país supone alrededor del 95% del total. Una cifra muy alta en comparación con otros países. En el resto de Europa, donde existe un mayor peso del transporte intermodal, este porcentaje se reduce hasta 75%. El transporte de mercancías en España se suele hacer mediante camiones que es el  medio de transporte más flexible y seguro para lograr que la mayoría de las mercancías llegue al cliente final.

Un servicio eficaz de transporte

El transporte de mercancías se ha convertido para muchas empresas en la clave su éxito. Pocas empresas logran triunfar con un servicio ineficaz de transporte. Por eso, es importante que todas las empresas coordinen sus labores logísticas en el campo del transporte ya sea gracias a una flota de camiones externos o propia.

Para el transporte de mercancías por carretera una buena solución es contar con una flota de camiones propia ya la empresa se beneficiará de grandes ventajas a la hora de ofrecer un servicio integral de logística y transportes. Otra posibilidad es contar con un servicio externo de logística que coordine todas las tareas de transporte de mercancías.

Una buena logística

Uno de los puntos fuertes de una empresa es su capacidad para distribuir los productos de forma eficaz y a tiempo. Con una buena logística la empresa puede acometer tareas como la recepción de mercancías, pasando por el estocaje o stockaje, el correcto almacenaje hasta la expedición de mercancías, incluyendo el embalaje y empaquetado asumiendo todas las medidas de seguridad y protección necesarias para cada uno de los productos.

Todas estas tareas se deben optimizar según las necesidades de cada sector y tipo de mercancías. Una buena logística en el transporte de la empresa suele minimizar los riesgos y los gastos.

El tema se complica cuando la empresa no tiene su propia flota de transportes y hay que gestionar el proceso logístico en la cadena de suministro. En ese caso es necesario confiar en una empresa logística especializada y con experiencia que pueda coordinar estas labores del transporte.

Una empresa de logística controlará gracias a diversas herramientas los diversos procesos hasta que cumplan su función con éxito.  Gracias a la tecnología e innovación, muchas empresas tienen la posibilidad de disfrutar una logística de transporte eficiente, rápida y flexible que logre cubrir todas las entregas de mercancías necesarias y de la forma más adecuada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: